Como una flor

«La criatura levantó la cabeza del tronco del humano, abierto como una flor. El ruido la había sobresaltado, haciendo que se le erizara la piel. Se irguió sobre sus patas traseras y giró la cabeza estirando el cuello todo lo que pudo, para dirigir sus orejas hacia el origen del sonido. Gruñó y se alejó llevándose su presa, con un pedazo de intestino aun colgando de sus fauces.»

No te pierdas el séptimo relato de nuestra colección de narrativa para el móvil, de la mano de Isabel Pedrero.

Ya disponible en Lektu mediante pago social: solo debes compartir para que sea tuyo.

Anuncios