El romance de la sirena y el capitán

«Antes de comenzar la historia tengo que decirte que estaba seguro de haberla visto muchas veces por el rabillo del ojo, pero era tan rápida y escurridiza que nunca conseguí descubrirla. A veces surcando el mar, a varias horas de cualquier puerto, la presentía. Pero cansado de tratar de hallarla, cerraba los ojos y la imaginaba agitando la cola y ondulando su cuerpo para nadar tan rápido como mi buque carguero».

No te pierdas el segundo relato de nuestra colección de narrativa para el móvil, de la mano de Carlos Arroyo.

Ya disponible en Lektu mediante pago social: solo debes compartir para que sea tuyo.

Anuncios