De los indeterminados (o el hedor de la muerte)

«La primera vez que habló, sus palabras le sonaron extrañas y llenas de misterio, no solo porque no vinieran a cuento de nada —cualquiera habría dirigido sus palabras, su mirada y sus pasos hacia la salida nada más haber entrado—, sino también por lo poco corriente que fue su forma de abordarlo.»

No te pierdas el nuevo de nuestra colección de narrativa para el móvil, de la mano de Rafael Dicenta.

Ya disponible en Lektu mediante pago social: solo debes compartir para que sea tuyo.